Ernesto Lumbreras recibe Premio Bellas Artes de cuento infantil Juan de la Cabada 2018

San Francisco de Campeche, Camp., a 26 de septiembre de 2018.

 

* Su obra se titula “Ábaco de granizo para contar fantasmas (Álbum de 1979)”

Por ser una propuesta con voz definida que evoca una época y por explorar toda una gama de las emociones humanas por medio de personajes entrañables, la obra de Ernesto Lumbreras recibió este miércoles el Premio Bellas Artes de Cuento Infantil “Juan de la Cabada 2018” de manos del titular de la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Campeche (SECULT), Delio Carrillo Pérez y Geney Beltrán Félix, Coordinador Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Teniendo como sede la Galería de Arte “Manuel de la Cruz” del Centro Cultural “El Palacio” y al ajustarse el 32 aniversario luctuoso de Don Juan de la Cabada, autoridades, creadores y escritores se dieron cita para ser testigos de la entrega de este premio que busca difundir la literatura en las nuevas generaciones.

Para la designación de este reconocimiento el jurado estuvo integrado por Jorge Miguel Cocom Pech, Martha Riva Palacio y Carlos Vadillo Buenfil quienes por unanimidad decidieron reconocer la obra de Lumbreras por ser un texto con hondura poética que admite diversas lecturas, además de ser una voz clara y concisa que explora toda una gama de las emociones humanas por medio de personajes entrañables y que, a través de los textos el autor logra enhebrar tensión, intensidad y significación.

Logra restaurar un mundo perdido, extraviado en el tiempo y que obliga a los lectores infantes a recurrir a la enciclopedia o a los libros de historia, ya que aparecen personajes reales de los setenta que obliga a los jóvenes lectores a acudir a sus padres o bien a una enciclopedia, lo que propiciaría la interacción de chicos y chicas con las fuentes escritas o las fuentes orales, depositarios de la memoria.

En la obra el ganador hace un recuento de personajes que el borrador del progreso ha ido desapareciendo para bien o para mal, es un volumen habitado por fantasmas, mocedades y excentricidades particulares, que fueron muy importantes en su memoria. Se trata de una autobiografía que lo mismo incorpora ficción que historia, aunque bien podrían ser viñetas o poemas en prosa.

De esta forma cada una de las obras del autor, busca el asombro y el lenguaje mismo de las palabras. Su prosa, mantiene el rigor de la precisión del lenguaje poético, más allá de lo que uno trata de decir.

En su intervención Carrillo Pérez mencionó que, “desde 1977 la instancia cultural del Gobierno del Estado de Campeche y el Instituto Nacional de Bellas Artes organizan el Premio Nacional de Cuento Infantil “Juan de la Cabada”, primero en su género en el país y que continúa siendo el certamen más importante en la geografía nacional y uno de los más sobresalientes de América Latina, que convoca a los escritores que dedican su obra al público más noble y difícil de todos: los niños”, expresó.

De igual forma, señaló que “Al ajustar cuatro décadas de vida, este certamen ha cumplido con dos objetivos fundamentales: primero, dignificar una literatura que por estar dirigida a los pequeños lectores, siempre se la había considerado menor y, segundo, defender la importancia cultural de la lectura desde la infancia”.

“Ponderamos con este premio la imagen de uno de los campechanos más destacados en el mundo de las letras mexicanas, reconociendo su legado y difundiendo su nombre y su obra entre las nuevas generaciones”, dijo.

Aseguró que como bien señala el Gobernador del Estado Alejandro Moreno Cárdenas, “tenemos que estar orgullosos de lo nuestro, nuestra gente, lo que nos da identidad, que nos hace ricos culturalmente”.

Ernesto Lumbreras (Ahuaculco de Mercado, Jalisco, 1966) es poeta y ensayista. Ha publicado obras como Caballos en praderas magentas. Poesía 1986-1998 (2008), Numerosas bandas (2010) y Lo que dijeron las estrellas en el ojo de un sapo (2012).

En 1992 obtuvo el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes por el libro Espuela para demorar el viaje; en 2007, el Premio Bellas Artes de Crónica Literaria Carlos Montemayor por La ciudad imantada. Vida de Milton Vidrio; en 2013, el Premio Bellas Artes de Ensayo literario Malcolm Lowry por el volumen Oro líquido en cuenco de obsidiana, entre otros.

Este reconocimiento es entregado por la Secretaría de Cultura Federal, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el Gobierno del Estado de Campeche.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

27.9.2018