H. Ayuntamiento de Hecelchakán


HISTORIA


La ciudad de Hecelchakán se localiza al noroeste del estado a 82 kms. de la ciudad de la ciudad de Campeche. Su nombre se traduce del maya al español como “Sabana del Descanso”, debido a que fue un lugar donde  los viajeros se detenían para descansar de su largo recorrido; el sitio era ideal porque contaba con un cenote para abastecerse de agua y árboles frondosos que les proporcionaban sombra y frutos.




Fue fundada por los habitantes de la extinta población de Xacalumkin entre los años de 1550 y 1600. Hecelchakán fue escenario de importantes acontecimientos políticos: en junio de 1864, en la calle principal de la población libraron una batalla las fuerzas centralistas de Don Francisco de Paula Toro y de los federalistas al mando de Don Felipe Moreno, quien fue derrotado.




El 7 de diciembre de 1915 Hecelchakán se convirtió en uno de los 8 municipios libres que conformaron el nuevo estado de Campeche. En este mismo año, en la hacienda Blanca Flor se desató una cruel batalla el 14 de marzo entre las tropas del Gral. Salvador Alvarado y las del Gral. Abel Ortiz Argumedo, el primero por los constitucionales y el segundo por los conservadores.

 

 

 

PATRIMONIO EDIFICADO


Iglesia San Fco. de Asís

Uno de los atractivos más visitados de la ciudad de Hecelchakán es la iglesia de San Francisco de Asís, una imponente construcción religiosa del siglo XVII hecha a base de cantera y sahcab por la orden franciscana. Esta edificación del Virreinato es testimonio de la conquista espiritual que sufrieron los antiguos mayas durante la colonización española; hoy en día sigue siendo un referente de la fe católica. A lo lejos puede distinguirse sus dos torres de tres cuerpos con campanarios  así como su fachada con una entrada de arco de medio punto con portón ferrado y ventana coral.

Caminando hacia el poniente inmediatamente podemos encontrar el exconvento que al igual que la nave del templo fue construido en el siglo XVII y que fungió como centro de enseñanza y adiestramiento de los indígenas evangelizados. En 1930 este espacio albergó la Normal Superior de Maestros y actualmente es ocupado por la Casa de Cultura del Ayuntamiento.

Hacia el norte, sobre la misma plaza principal, uno puede sentir el olor del guiso más tradicional de Hecelchakán: la cochinita. Existen una serie de espacios habilitados para la venta de este platillo, que es degustado por cientos de visitantes al día, y camino a la ciudad de Mérida es paso forzoso para detenerse a saborear los deliciosos tacos, panuchos y tortas.

Alrededor de la plaza se ubican diversas tiendas de artesanías en donde se pueden adquirir souvenirs hechos a base de materiales propios de la región como recuerdo de la visita a Hecelchakán.
A 3 kms de la ciudad de Hecelchakán se encuentra la exhacienda Blanca Flor. Esta fue uno de los testigos y escenarios de la batalla más cruenta entre los liberales y los conservadores del estado de Yucatán durante la revolución mexicana.  La personalidad de esta hacienda muestra el valor que su gente le da a este edificio histórico, restaurado por su actual propietario y que puede ser visitado ya que funciona como uno de los hoteles de clase con que cuenta el municipio.

Entre las principales poblaciones del municipio se encuentran: Pomuch, Pocboc, Cumpich y Dzodzil que también preservan diversos atractivos turístico-culturales:  




P
omuch

En la plaza principal de Pomuch se localiza la iglesia de la Purísima Concepción, su construcción data de 1636 y fue hecha a base de piedra, madera, ladrillo y metal.  Es un edificio de anchos muros de piedra apoyados en contrafuerte. La fachada frontal cuenta con acceso principal y espadaña, coronada con una cruz latina y su techo está rodeado de perillones.


Situada a 75 kms del poblado de Pomuch se encuentra el casco de lo que fuera la hacienda Dzodzil, sitio que aún cuenta con frescos originales en sus muros, que data del año de 1895. Dzotzil forma parte de la lista de las haciendas que al final del siglo XIX y principios del XX se caracterizaron por su producción henequenera y que, posteriormente, en la segunda década del siglo XX fueron declinando como consecuencias del movimiento revolucionario. Hoy en día, visitarla nos permite viajar a través del tiempo y comprender los procesos económicos y sociales que permitieron su funcionamiento como unidad productiva.



P
oc boc

En la localidad de Poc boc, se hubica La iglesia de los Santos Reyes. Data de principios del siglo XVII, los materiales en su construcción son de piedra labrada y sahcab. Es de arquitectura sobria, a la entrada en la columna izquierda se encuentra un grabado que reza “en 20 de abril de 1765 año” rematando con una cruz, no se sabe si es fecha de inicio o de conclusión de la obra.




J
aina (Casa en el agua)

Este sitio data de la época 300 a.C.  a 400 d.C., y pertenecen a la región norte de la arquitectura del estilo Clásico. Esta isla está situada a unas decenas de metros del litoral de la costa campechana, a la altura de Hecelchakán, constituye hasta la fecha la única necrópolis, es decir, una ciudadela con construcciones funerarias y centro ceremonial.

La isla, de forma oval,  fue construida artificialmente, tiene un kilómetro  de largo por 750 metros en su parte más ancha. En este lugar se puede disfrutar del paisaje, flora y fauna que constituyen un parque natural y reserva ecológica de interés nacional.  A pesar de tener diversas estructuras, destacan los cientos de entierros (ya que de ella se han extraído alrededor de mil entierros) prehispánicos o tumbas de primer y segundo grado, que poseen casi en forma invariable, como ofrendas múltiples figurillas humanas de barro en tono de crema, gris y rojizo, finamente modeladas que son de alta calidad estética; representando sacerdotes, grandes señores, jugadores de pelota y animales que retratan la vida cotidiana de los mayas prehispánicos.


M
useo Arqueológico del Camino Real

En la ciudad de Hecelchakán se localiza el museo arqueológico del Camino Real, el cual fue puesto en servicio en el año de 1965. Es una casa antigua de mampostería, de arquitectura estilo colonial, que fue donada para este fin por el general José Ortiz Ávila, durante su gestión como gobernador del estado, este lugar consta de cinco salas donde se exhiben figurillas mayas rescatadas de la isla de Jaina. En las salas 1, 2 y 3 se exhiben vasijas, paltos, ollas, figuras de barro y collares; además de tumbas, fotografías y mapas.


En la sal 4 resaltan figurillas de técnicas de pastillaje procedentes de Jaina, una fotografiada ampliada de un penacho y figurillas zoomorfas. En la sal 5 sobresale una maqueta representando un pueblo maya prehispánico, donde se representa el monumento en que una mujer de origen maya es entregada al náufrago español Gonzalo Guerrero, con lo que se considera fraguado el mestizaje en México.

 






FIESTAS Y TRADICIONES

La fiesta del Señor de la Salud es la fiesta principal de la ciudad de Hecelchakán, y se celebra durante el mes de abril. Además de las actividades religiosas uno puede disfrutar del folclor cultural de la comunidad. Por las noches se realiza la tradicional Vaquería mestiza en donde se muestra la algarabía de la gente bailando la típica jarana, la Cabeza de Cochino y otras estampas. Los bailadores portan los vestuarios ricamente ataviados, las mujeres lucen el terno, que es un huipil bordado y adornado galanamente con flores, los caballeros lucen sus guayaberas blancas de mangas largas, pantalón blanco, sombreros y alpargatas. Al sonar la música todos bailan al son de la jarana hasta el amanecer. En los días siguientes se disfrutan de los bailes populares, las corridas de toro, juegos pirotécnicos, juegos mecánicos y eventos deportivos.

En el mes de octubre se celebra el Novenario a la imagen de San Francisco de Asís, Patrono del pueblo. Estas actividades son organizadas por el popular barrio de San Francisco, quienes  realizan una colecta en todo el pueblo para los gastos que origine la fiesta.

Los festejos inician el día 2 con un baile popular;  a las tres  de la tarde del día siguiente entra el gremio a la iglesia en medio de cánticos y música religiosa; para esta ocasión el altar es adornado con flores y velas. Al concluir la ceremonia, la gente se reúne afuera de la iglesia para presenciar la quema de  juegos artificiales.

El 4 de octubre, día de San Francisco, se oficia la misa a la 10 de la mañana en honor al Santo Patrono del pueblo. Posteriormente el gremio sale de  la iglesia y retorna a la casa de donde salió la peregrinación; allí se reparte la tradicional cochinita  y horchata. Si el día 4 resulta sábado, el gremio celebra el “kanankih” palabra maya que se refiere al “Cuidado o Velación de las Velas”, que consiste en una reunión en la casa del organizador para la bendición de velas y estandartes.

El Carnaval, una de las festividades más antiguas de Campeche, tiene una característica muy particular en Hecelchakán. Originalmente, se desarrollaba en  las mismas fechas que en todo el Estado; sin embargo, la gente prefería acudir a las fiestas carnestolendas de la capital o de la ciudad de Mérida, restándole importancia a las del pueblo. Por tal motivo, en los primeros años de este siglo, el presidente municipal decide celebrarlo ocho días después del Miércoles de Ceniza, para que los habitantes participen activamente, es por ello que se le conoce como “Octava de Carnaval”.

En Pomuch la celebración más importante es la fiesta dedicada a la Virgen de la Purísima Concepción, y tiene lugar en el mes de abril, iniciando el primer miércoles después del Viernes Santo.

Después de las celebraciones religiosas en la iglesia de la Purísima Concepción, la explanada de la Presidencia Municipal es el segundo escenario más importante para disfrutar de los eventos profanos. Ahí se lleva acabo la regia vaquería con la participación de grupos jaraneros del Camino Real y amenizada por la Orquesta Real de Nunkiní.

En los siguientes días se da lugar a las tradicionales corridas de toros de reconocidas ganaderías de la región, siguiendo los bailes populares, el tradicional palo encebado y otras actividades que reúnen a la población local y atraen a una gran cantidad de visitantes.

En Pocboc, los tres Reyes Magos representan la fe católica de los habitantes del pueblo; sin embargo es curioso saber que, a pesar de no aparecer en el calendario católico, los feligreses lo hayan adoptado como patronos del lugar. La leyenda cuenta que unas mujeres observaron una luz brillante al interior del pozo en donde acostumbraban a abastecerse de agua, por lo que fueron a buscar ayuda para que alguien bajará a averiguar de qué se trataba, grande fue su sorpresa al descubrir que en una de las paredes del pozo se formaba un nicho en cuyo interior se encontraban las figuras de los tres Reyes Magos. Este hecho conmovió al pueblo entero, que desde entonces los acogió como sus patronos religiosos, depositándolos en el altar principal de la parroquia de Pocboc, para venerarlos año con año del 3 al 6 de enero.

La fiesta inicia con las tradicionales mañanitas en donde se acostumbra repartir arroz con leche y tamales; por la noche da inicio la Vaquería, que dura hasta el amanecer finalizando con la danza de la Cabeza de Cochino. Los días continúan con corridas de toros y bailes populares hasta concluir el 6 de enero con la procesión a los tres Reyes Magos, los cuales son bajados de su altar y paseados por las principales calles del lugar.

En Dzitnup la imagen venerada es San Salvador, cuyo Novenario inicia a finales del mes de julio y principios del mes de agosto, en esta celebración cada familia pide una noche en la cual se hará responsable de organizar la novena; en donde se reparte dulces y antojitos regionales. Existen solamente cuatro gremios: el de artesanos, el de señoritas, el de jóvenes y el de visitantes, siendo este último el más importante ya que se prepara una gran comida para recibir en medio de voladores a las personas que vienen de Kanasín, Cuch Holoch, Halachó y otros lugares del Camino Real.

Previo a la fiesta los habitantes  hacen una colecta por todo el pueblo para financiar los gastos de la comida de los músicos que amenizarán el evento; cabe señalar, que lejos de cualquier interés comercial el principal objetivo de esta festividad es el de demostrar su fe a su santo Patrono “San Salvador”.

En Cumpich la fiesta principal comienza el 28 de noviembre y termina el 8 de diciembre; en medio de mañanitas, misas y bailes, la imagen de la Virgen de la Concepción es venerada por sus feligreses.

Por medio del cumplimiento de una promesa se le cambia la ropa a la Virgen; cuatro son las personas quienes año con año se encargan de este trabajo, la señora Concepción Kantún Huchín, Zenobia Cahuich López, Rosaura López Huicab y Esperanza Chan Huchín.

Del 21 al 30 de julio se celebra el Novenario del Santo Cristo de Amor y el 6 de enero a los Santos Reyes en cuya fiesta se reparten dulces de papaya, arroz, ciruela y otros de frutas típicas de la región.

En el pequeño pueblo de Sodzil (lugar  de murciélagos) dos son los días que dedican para conmemorar a San Miguel Arcángel, el último sábado y domingo del mes de marzo. Para esta celebración los nueve gremios se organizan para atender a todos los visitantes que vienen de otras poblaciones cercanas, y al igual que en las otras celebraciones,  es notable la vaquería mestiza, las corridas de toros y los bailes populares.

 


GASTRONOMÍA




Se elabora el famoso pan de Pomuch del cual se dice es el mejor de la región. También se encuentran platillos como la cochinita pibil, frijol con puerco, puchero, tamales torteados y colados, papadzul, pipián, relleno negro, sanchac y toczel (frijol blanco tostado). Una variedad de dulces como ciricote, nance, ciruela, papaya, tamarindo, calabaza, yuca, camote, macal, cocoyol y maja blanco. Bebidas como pozol, atoles, arroz con leche, horchata de arroz, cebada, tamarindo, guanábana con leche y aguas con distintas frutas.

 



La música tradicional es la jarana que se desarrolla en las vaquerías y en las fiestas y ferias tradicionales del municipio, donde hombres y mujeres portan los trajes típicos de la región, las bandas musicales  de jarana que amenizan las festividades se contratan en el vecino estado de Yucatán.



ARTESANIAS

La producción artesanal se realiza en pequeños talleres familiares destacando la elaboración de vestidos regionales, huipiles, hamacas y huaraches de piel y trabajos de carpintería.